Saltar al contenido principal

Inocuidad y seguridad de alimentos durante el COVID 19

Frente a la crisis sanitaria que el Ecuador y el mundo enfrenta, el Servicio Ecuatoriano de Normalización (INEN), pone en conocimiento la Norma Internacional ISO 22000 la cual especifica los requisitos para un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos y así asegurar la calidad de los alimentos a lo largo de toda la cadena alimentaria.

La disponibilidad de alimentos y la inocuidad de estos son de vital importancia para el bienestar de todos, pues se garantiza que los alimentos que se consumen sean seguros para las familias, incluso para nuestras mascotas.

La inocuidad de los alimentos se refiere a la existencia de peligros asociados a los alimentos en el momento de su consumo; la introducción de peligros para la inocuidad de los alimentos puede ocurrir en cualquier punto de la cadena alimentaria, por tal razón, es esencial un control adecuado a través de toda esta cadena.

La seguridad de los alimentos se asegura mediante los esfuerzos combinados de todas las partes en la cadena alimentaria, combinando los requisitos para un sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos (SGIA) con los siguientes elementos claves generalmente reconocidos:

  • comunicación interactiva;
  • gestión del sistema;
  • programas de prerrequisitos (PPR) (serie ISO/ TC 22001);
  • principios del análisis de peligros y puntos críticos de control (HACCP, por sus siglas en inglés Hazard Analysis and Critical Control Point);
  • requisitos para auditoría y organismos de certificación;

La comunicación a lo largo de toda la cadena alimentaria es esencial para asegurar que todos los peligros pertinentes a la inocuidad de los alimentos sean identificados y controlados adecuadamente en cada punto dentro de la cadena alimentaria. Esto implica comunicación entre organizaciones, en ambos sentidos de la cadena alimentaria.

El fin del sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos (SGIA) es ayudar a mejorar el desempeño global en la inocuidad de los alimentos. Teniendo como uno de sus objetivos: planificar, implementar, operar, mantener y actualizar un SGIA que proporcione productos y servicios que sean inocuos, de acuerdo con su uso previsto.

Adicionalmente es imperante señalar que uno de los beneficios potenciales de implementar un SGIA basado en ISO 22000:2018 es la capacidad para proporcionar regularmente alimentos y productos inocuos y servicios que satisfagan los requisitos del cliente, y los requisitos legales y reglamentarios aplicables; entre otros.

La ISO 22000:2018 emplea el enfoque a procesos que incorpora el ciclo Planificar-Hacer- Verificar-Actuar (PHVA) y el pensamiento basado en riesgos. El enfoque a procesos permite a una organización planificar sus procesos e interacciones, mientras que el ciclo PHVA permite a una organización asegurarse que sus procesos cuenten con recursos y se gestionen adecuadamente, y que las oportunidades de mejora se determinen y se actúe en consecuencia.

Es posible que una persona pueda contraer el COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos; por eso la importancia de lavarse frecuentemente las manos y mantener nuestros hogares lo más limpios posibles.  Sin embargo, siempre es fundamental seguir los pasos claves de Inocuidad de los alimentos; limpiar, separar, cocinar y enfriar, para prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos.

 

Dirección de Comunicación Social

Servicio Ecuatoriano de Normalización- INEN


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *